De acuerdo con lo establecido en la ley 679 del 3 de Agosto de 2001, quien promueva , compre o incentive el contacto con niños, niñas y adolecentes con fines de explotación sexual, pagará condena entre 14 y 32 años de prisión.